El que medita debe ser capaz de concentrarse y dejar pasar toda distracción, rehusar a todo pensamiento ya sea bueno o malo. Alcanzar la quietud interna y el cultivo del silencio interior, para experimentar el despertar de su corazón y la conexión de su ser con el Amor puro e incondicional.
La forma de remediar nuestras aflicciones en el plano físico nos llevará a las más altas realizaciones espirituales, y el camino es simplemente la no resistencia.
Al llegar al estado de relajación y amor puro mantendremos una mente apacible y disfrutaremos de la verdadera paz, la verdadera armonía, la verdadera felicidad, para que finalmente en un estado de total receptividad abramos nuestro corazón al Tratamiento Espiritual Mental que se le dirigirá a cada participante, viendo cambiado el propósito que haya solicitado para su sanación.

Acerca del Círculo

Dirigido: por Practicantes Profesionales Licenciados
Días: de Lunes a Viernes
Horario:
Mañanas: de 9:30 am. a 1:00 pm.
Tardes: de 3:00 pm. a 7:00 pm. – Previa coordinación

Donación amorosa: S/. 20.00